Archivo de la categoría: Escalada

Escalada en Quirós

Del 20 al 24 de Agosto Oscar y yo hicimos una escapadita “escalatoria” a Asturias, más concretamente a Quirós. Recuerdo la primera vez que escalé allí, nunca había tocado la roca caliza ni visto el color amarillo en las paredes. Han pasado unos años desde entonces pero la sensación del lugar cuando llegas al pueblo de El Llano es la misma…

Valle de Quirós desde el sector “La Cubana” con el pueblo de El Llano y embalse de Valdemurio al fondo

Esta vez dormimos en el Refugio el Llano, donde Jose pilota la gestión y la comida con la ayuda de su gente. Tengo que decir sin duda alguna que la riqueza emocional de esas personas han hecho que la experiencia de este viaje haya sido mucho más vital.

Llegamos de noche, así que al día siguiente madrugamos y nos echamos al sector El Escalón donde hicimos los primeros largos de “Diedro Osadía (V+)”, “Generación Límite (V+)”, “Alí baba y los 40 mosquitos (6a+) *muy lavada” “La placa de Bertín (6b)”.

Con el sol de la una de la tarde dando duro en la chepa nos movimos al sector La Selva, un sector escuela con vías desde 3º grado hasta 6b+. Lo mejor del sector es la sombra de los árboles a pié de vía. En esta época del año lo mejor es escalar de las cuatro de la tarde en adelante que es cuando da la sombra en todos los sectores.

Oscar en el Sector La Selva, vía Orbayu (V+) cogiendo variante Candi (6a+)

Del sector catamos las siguientes vías “Candi (6a+)”, “Gandalf el Gris (6a+)”, “nº 20 (V+)”, “El que quiere peces que se moje el culo (6b)” * varios intentos infructuosos 😉

En la parte derecha del sector encontramos agrupadas las vías con más “chicha” donde arrancan los primeros desplomes.

Confirmo nuevamente que en Quirós el grado de las vías esta apretado de huevos.

Dada la proximidad de los sectores Asterix y Las Ardillas podíamos oír los alaridos y gritos de las bestias pardas encadenando los séptimos+…

Al día siguiente arrancamos de nuevo para el sector El Escalón, esta vez queríamos probar los tres largos de “La Salus (6a, V+, 6a)” que terminamos haciendo en 2 tiradas. A nuestra izquierda estaban los amiguetes de Valladolid que conocimos en el refugio: Nacho, Alonso y Nuria peleando con “La placa Bertín (6b)”. 

Sin calentar en otra vía, envalentonados e impetuosos, nos echamos al primer largo de 6a cuan grandes conquistadores de paredes provenientes del este… la primera, en los dientes. Abre Oscar el primer largo, a los 2 metros, entalado. ¿Pero que hostia es esta?… Ese 6a parecía más bien lo que otros nos confirmaban después, 6a+, 6b.

Oscar en el tercer largo de La Salus (V+)

El primer largo tiene un paso a placa peliagudo de carallo. Si lo haces en recto viene siendo según la guía (Roca Verde) la V9 La Salus Variante 7a, con lo cual hicimos la comadreja y lo esquivamos siguiendo la línea original de la vía. Subo hasta reunión de segundo dando gracias de que el encadene se lo haya comido Oscar 😉

Rapel de La Salus

El último largo es muy bonito y salvo un par de pasos finos de placa al poco de dejar la reunión,es bastante llevadera.

El sol volvía a apretar duro así que nos fuimos de retirada hasta la tarde donde nos subimos al sector La Cubana. Nada más llegar nos encontramos con una cordada de chavalas haciendo Molinos de Viento (V+), al minuto de saludarlas Kerstin (la chica alemana que abría) patina en la placa del tramo final y vuela como un cóndor dándose con todo hasta casi terminar boca abajo. Sustaco de todos que terminó con algún moratón y algo de sangre además de un buen susto para la cabeza. Al poco, María y ella se bajaron, supongo que a descansar y tomar algo para asimilar lo sucedido.

De La Cubana hicimos Mao y Tao, ámbas 6a, las dos terminan en una placa vertical similar, varía la entrada fácil de Mao y más complicada de Tao que entra con cierto desplome y paso técnico de fisurilla muy chulo.

El último día por la mañana nos fuimos al sector La Amarilla. Si en Riglos tenemos apuntada como pendiente “Tierra de Dragones”, en Quirós es la vía que da nombre al sector la que apuntamos como pendiente para la próxima visita. La Amarilla con sus cuatro largos de V+, V+, 6a+, V+ ya en casa me tentó muchísimo. En esa mañana hicimos Bravo Torito (6a), Caperucita Floja (6a) y el primer largo de Espolón Mágico (V+).

El cansancio ya se notaba, mi reposo del esguince en el pié un mes antes, más el gusto por zampar me habían dejado bastante fuera de forma. El brazo de Oscar con el curro, la batería y la escalada también pedía papas así que decidimos parar.

Al final, por la tarde subimos al sector Invisible 😉 Un sector equipado más recientemente y donde el grado es más fiel a lo que nosotros estamos acostumbrados. Allí antes de bajar medio muertos para el refugio hicimos: El cartero siempre llama (V+) y los dos 6a+ contiguos ya en top… las tres vías comparten un techo curioso de pase técnico.

Y el viernes por la mañana, despedida y vuelta a Vigo. Quirós es sin duda otro de los templos que merece la pena visitar con tiempo y dejarse embriagar tanto por sus paredes, como por su entorno y gentes.

 

Estela de los buitres – Faro de Budiño

Estela de los Buitres (6a, V+, 6a+, 91m) – Apertura en 1982 por Alberto Sío, Manolo Glez (X. Valcarcel, Fernando Fdez.) 1º: Alberto Sío. Fuente: Galicia Vertical


A finales de junio Oscar y yo buscábamos seguir tachando lineas de varios largos en Faro de Budiño, esta vez probamos la Estela de los Buitres.

La vía esta situada en el sector Pinos y comparte arranque con la mítica vía que da nombre al sector. Después del pasito de 6a del primer largo de la Pinos nos vamos a la derecha en vez de hacer la travesía a la izquierda que nos lleva a la fisura que termina en el pino. Después de eso no tenemos perdida posible, todo recto por placa de pitones hasta salir por arriba.

Oscar en el tercer largo de la Estela de los Buitres, 6a+

La vía esta perfectamente equipada con parabolts y las reuniones son todo lo cómodas que pueden ser al estar ubicadas en una placa. Recomendado cintas largas para montarla y estar cómodo. Después de superar la primera reunión viene el largo más tumbado de la vía (V+) desde el que no se consigue ver la segunda reunión. Vemos a la derecha la que parece ser la reunión de la Kuki pero ni rastro de la nuestra. Debemos seguir subiendo hasta pasar un pequeño “cambio de rasante” antes de que aparezca ante nosotros.

Dependiendo de la fecha es recomendable hacerla tempranito o ya con el solpor ya que la exposición al sol es total… Nosotros nos pegamos una sudada buena, además de que los pies gordos por el calor metidos en los gatos contra los pitones no molan nada 😉

Del resto, una vía de pitonal muy chula y recomendada que arrecia un poco en el último largo de 6a+

Escalada en Peña Rueba, Vía: Espolón Gállego + Espolón Fuertes

Espolón del Gállego (V+ , 250m) – Apertura el 10/2008 por J. Benedé & L. Royo

Espolón Fuertes (V , 450m) – Apertura el 11/07/1976 por J.M Barcos, M. Sevil & M. Alcolea


En nuestro último día de escalada en Riglos queríamos hacer algo alto… con esta premisa nos aventuramos a enlazar estos dos espolones que suman según la Riglos Vertical, 450 metros.

Arranque del primer largo de la vía

La aproximación de la vía es de unos 2 km desde donde se deja el coche. Una vez próximos a las paredes veremos “hitos” de piedra indicando la senda que lleva a varias vías.  Cerca del Espolón Gállego esta el caminito hacia otra vía que queda apuntada para otra ocasión “Tierra de Dragones”.

Vista de los Mallos de Riglos desde Peña Rueba

Espolón Gállego + Espolón Fuertes

Arrancamos encontrandonos con un tipo de roca de conglomerado como en Riglos, pero de un color más grisáceo y bastante más compacta. En todo el Espolón Gállego la roca es buena, es en el Espolón Fuertes donde nos encontramos con roca más dudosa… de un tipo similar al primer largo de la Martola del Mallo Colorao… vamos, que parece que se te viene encima.

Croquis de la vía

Según el croquis tenemos 10 largos por delante hasta la cima del espolón “Punta de la ralla“, desde allí y a la izquierda tenemos un cable de acero que nos guía hasta el primer descuelgue de los tres rápeles que nos permitirán bajar al suelo. Desde ese cable de acero subimos unos 3 metros hasta lo que sería la primera reunión del Espolón Fuertes. No se ve muy bien, tiene una chapa roja que a mi personalmente me costó ver.

Toda la vía esta perfectamente equipada con parabolts sin distanciados y buenas reuniones. Nosotros enlazamos varios largos sin mucho problema, aunque cierto es que en alguno el rozamiento de la cuerda hizo tener que tirar bastante de ella. Eso si, subimos en simple con una cuerda de 70m. La vía esta tan mimada que en la única chapa que puede distanciar ligeramente encontramos un cordino atado a ella para facilitar el chapaje. El único problema que se puede dar en toda la vía es el viento.

Oscar en el largo “ni idea pero alto de cojones” del Espolón Gállego

Respecto al grado… de la R6 a la R7 que el croquis nos indica 6a+ y pone el grado en libre de los dos espolónes diríamos que no nos resultó tan exigente, quizás por la proximidad de las chapas, algo que sinceramente se agradece a esa altura.

Una vez llegamos al último largo del primer espolón,  seguimos a por los seis largos más del Fuertes para salir por arriba. Al parecer este Espolón no estaba equipado cuando se publicó la Riglos Vertical en 2012, la guía pide fisureros y friends para hacer en clásica, pero a día de hoy esta perfectamente equipado con parabolts.

Una vez arriba solo tenemos que seguir una senda bien delimitada por “puntos verdes” en el suelo y rocas próximas. La senda nos dirige al sistema de rápeles, instalado para bajar al suelo o bien a una vía ferrata que baja por detrás y donde encontramos cuerdas y anclajes para destrepar los pasos más peliagudos. Ésta es la ruta que decidimos tomar, la verdad es que nunca habíamos hecho una cosa tan alta y yo personalmente solo tenía ganas de besar el suelo firme aún cuando la ferrata nos llevó aproximadamente 1 horita hasta la furgo.

Oscar en la cima con hermosa vista de Riglos

Terminamos nuestra aventura con un amargo final. Mientras nosotros vivíamos una experiencia chulísima, nuestra tierra ardía bajo el fuego del mayor incendio provocado de las últimas décadas.

Galicia lloraba en nuestra conquista silenciosa…

Escalada en Riglos, Mallo Colorao Vía: Martola

Hace unos días Oscar y yo emprendimos viaje rumbo a Huesca con intención de ver las “paredacas” de Riglos. Recuerdo que cuando fuí de viaje con Noe nos impactó sobremanera las imponentes formaciones rocosas que allí habitaban y a las que llamaban Mallos.

El tipo de roca es algo que no se suele ver muy a menudo, al menos para las gentes del noroeste como nosotros; amantes del granito. Se trata de conglomerado, un tipo de roca sedimentaria donde predominan los llamados “bolos“. A simple vista recuerda a la argamasa mezclada con piedras. Varía según tramos donde nos podemos encontrar con roca más o menos compacta. Muchas veces acojona agarrarte a algo por que da la impresión de que el siguiente lugar donde va a estar el bolo son tus dientes.

Después de “catar” la piedra haciendo unas vías cortas de no más de 15 metros en el sector Ralla d’A Balsa nos dirigimos al Mallo Colorao, uno de los más grandes pequeños Mallos de Riglos. Probamos la vía “los Kilos te sientan bien” (V+) de chapas negras, cuatro largos de V, V+, IV y V y el rápel común de 35 metros para todas las vías, por la cara este desde una sirga amarrada a una sabina.

Sirga anclada a la sabina del rápel del Mallo Colorao

Con cuerda simple de 70 metros el rápel queda justo a un metro del suelo perfectamente destrepable.

Rápel de 35m

MARTOLA (6a+ , 5 largos / 6a+, V+, 6a, V, V – 130 metros) Chapas doradas.

Apertura el 29/08/2010 por Á. Puyó & F. Guinda

Al día siguiente decidimos darle a esta otra vía del Mallo Colorao que pintaba bien. La Riglos Vertical la gradúa en 6a+, siendo el primer largo el “+”. Vía con cierto desplome, llena de “manacas” en forma de bolos y con alguna panza riglera. Buenísima, salvo por el detalle de que a cada metro parece que se te va a caer todo encima… La roca de éste primer largo esta bastante “dudosa?”, pero una vez nos llenamos de fe (solo el penitente pasará…) es chulisima.

Los tres primeros largos son sin duda los más bonitos de la vía…

Vista desde el tercer largo de Martola

Todas las vías del Mallo Colorao están perfectamente equipadas con Parabolts y buenas y cómodas reuniones.

El cróquis de las vías